Carrito de compras Carrito: 0 producto Productos vacío

Ningún producto

A determinar Transporte
0,00 € Total

Confirmar

Nuevo Carbonato de Sodio Concentrado 500 g

Carbonato de Sodio Concentrado 500 g

3,50 €

DE_4150

El carbonato de sodio o carbonato sódico es conocido desde hace tiempo por sus múltiples usos en productos de limpieza.

La forma concentrada de la «Droguería Ecológica®» es muy eficaz, se presenta como polvo que se disuelve en el agua para limpiar, eliminar olores, disolver las manchas de grasa y descalcificar.

Se puede utilizar para limpiar la cerámicas (suelos, bañera, WC, lavabo…), el mármol, para desatascar las cañerías (con tapones orgánicos), para elaborar tus propias pastillas para el lavavajillas y mucho más! Además, si se combina con otros detergentes aumenta la eficacia de éstos gracias a su efecto suavizante. 

Un producto práctico, versátil y económico con el que realizar la limpieza del hogar de forma ecológica.

Se fabrica a partir de materias primas naturales, es soluble en agua, totalmente biodegradable y no es tóxico para las personas ni para el medioambiente.

En el "Libro de Usos y Recetas de la Droguería Ecológica" encontrarás todas las recetas para elaborar tus productos de limpieza ecológicos con carbonato de sodio y otros ingredientes.

Descubre más abajo, en "Más información", algunos de sus usos y recetas.

 

Más detalles

Características

IndicacionesNo utilizar para utensilios de aluminio. No aplicar en madera de roble o de castaño.
Cantidad500 g
IngredientesElaborado a partir de cal y creta. Producto poco abrasivo. PH del 11,4.
Vegano
FabricaciónFabricado y envasado en Francia a partir de materias primas naturales casi inagotables y no tóxicas.
MantenimientoConservar en un lugar seco.
NotaATENCIÓN: Utilizar con precaución. EN CASO DE CONTACTO CON LOS OJOS puede provocar irritación ocular grave. Mantener alejado del alcance de los niños y leer bien la etiqueta antes del primer uso.
EmbalajeEnvase hecho a base de papel kraft reciclado.

Más información

Limpiador universal: añadir 10g de carbonato de sodio en 1 litro de agua caliente. Lavar con una esponja los muebles de la cocina, baño, lavabo y las pinturas.

Pastillas para lavavajillas: mezclar 60g de carbonato de sodio, 60g de sal gruesa de cocina, 60g de ácido cítrico, 60g de bicarbonato y un poco de agua. Dejar que la mezcla haga reacción, ponerla en un  molde para cubitos de hielo y dejar secar.

Desatascador: disolver 2-3 cucharadas soperas de carbonato de sodio en 2 litros de agua hirviendo. Verter la solución en las cañerías, dejar reposar 1h y aclarar con agua. 

Limpiar la cristalería y la vajilla: llenar el recipiente con 20-40g de carbonato de sodio y 1 litro de agua caliente. Agitar y dejar actuar varias horas. Enjuagar con agua dulce y dejar secar boca abajo. La vajilla brillará.

Limpiar el baño: mezcla 1CC de carbonato de sodio, 1CS de vinagre, 1CC de jabón negro y medio litro de agua caliente. Limpiar y seguidamente secar las superficies con un paño.

Para la ropa muy sucia: Disolver 3 CS de carbonato de sodio en una taza de agua caliente y añadir al cajetín del suavizante. Limpiará la ropa en profundidad y quitará la cal de la lavadora. Un 2 en 1!

Economizar detergente: gran parte del detergente para la ropa queda inactivado por la dureza del agua. Para bajar esa dureza añade 1-2 cucharadas soperas de carbonato de sodio al tambor y ahorra en detergente.