Carrito de compras Carrito: 0 producto Productos vacío

Ningún producto

A determinar Transporte
0,00 € Total

Confirmar

Promociones especiales

Novedades

Primeros Juegos: el Cesto de los Tesoros

Primeros Juegos: el Cesto de los Tesoros

¿En qué consiste el Cesto de los Tesoros? ¿Qué materiales elegir?


Cada vez más familias apuestan por juegos sencillos que estimulan la curiosidad y autonomía de los niños. El Cesto de los Tesoros, para quien no lo conozca, consiste en un juego de exploración libre, recomendado para bebés de 6 a 18 meses.
Para resolver algunas dudas e inspiraros, hoy compartimos con la familia de Aúpa Organics la experiencia de una una mamá educadora y amante de la naturaleza con el juego del Cesto de los Tesoros.
Cesto de los Tesoros - Aúpa Organics - Panera dels Tresors
¡Hola! Soy Lidia, madre de un niño de 3 años y de un bebé de 5 meses. Soy maestra de educación especial y me encanta el arte, las manualidades y la costura. Pero, sobre todo, moverme con mi familia, viajar sin rumbo en nuestra furgo y disfrutar de la naturaleza. Puedes seguirme en @Lidiafraguas..
En casa siempre hemos jugado con el Cesto de los Tesoros, es una propuesta muy interesante para cuando el bebé ya empieza a moverse y a tener curiosidad por lo que le rodea. Se recomienda empezar a los seis meses porqué es cuando el niño ya suele sentarse o aguantarse por sí solo, pudiendo explorar de forma autónoma el cesto.

Se trata de ofrecer al niño un cesto con elementos de la vida cotidiana, de diferentes materiales, con el objetivo de que el niño explore, manipule y descubra los distintos atributos de los objetos.

Cesto de los Tesoros - Aúpa Organics - Panera dels Tresors

Es un juego vivo, abierto y libre. Cada peque utiliza los objetos a su manera, los agita, los golpea, se los lleva a la boca, intenta unirlos… jugando a su ritmo y reforzando así su confianza, iniciativa y autoestima. Al mismo tiempo, mejora su coordinación oculo-manual, su motricidad y su capacidad de lógica y concentración.

El papel del adulto es supervisar, permitiendo que sea el niño quien vaya observando y descubriendo por sí mismo, a menos que necesite nuestra atención. Es mejor tratar de no hacer sugerencias o alabar al bebé, simplemente acompañar y estar cerca, disfrutando de cómo descubren y reaccionan al manipular los elementos del cesto. Tu compañía le aportará seguridad y le permitirá jugar con tranquilidad.
.

"Al niño le gusta sumergirse en la realidad, que le interesa y lo guía hacía la concentracióny la construcción intelectual. Tiene sed de explorar lo que le rodea”

Montessori para bebés de Charlotte Poussin.
Cesto de los Tesoros - Aúpa Organics - Panera dels Tresors
Elegir objetos con variedad de texturas, peso, forma o temperatura, ayudará a desarrollar sus sentidos:
El tacto: incluyendo elementos con texturas lisas, rugosas, con distintas formas y temperaturas.
La vista: por la forma de los objetos, los colores, la luminosidad o refracción de los propios elementos.
El oído: con objetos que suenan al agitarse, que no suenan, que crujen…
El olfato y el gusto: con elementos naturales de distintos sabores y aromas.

Al ser un juego libre va a aumentar su seguridad, potenciando así su libertad y creatividad.

Cesto de los Tesoros - Aúpa Organics - Panera dels Tresors

Nuestro Cesto de los Tesoros.

En mi opinión, es muy importante hacer una buena selección de los objetos, evitar elementos de plástico que aportan poca información al juego y ofrecer otros que sean de materiales naturales.
Por ejemplo, piezas de madera y elementos orgánicos, para conocer distintas formas, texturas y contrastes, objetos de metal con su textura fría y dura, que incluso suenan, y retales de tela con los que descubrir que hay tejidos lisos, rugosos o muy suaves.
Yo he elegido los elementos que os cito a continuación, pero en la web tenéis otras propuestas, y lo bueno es que cada cesto puede ser distinto, e ir añadiendo en función de lo que atraiga más al niño. Recordad que no es un juguete como tal, por lo que siempre se recomienda vuestra supervisión.
El Cesto de Palma está hecho artesanalmente, 100% natural, ligero y flexible. Es importante que el cesto sea estable y no muy alto, para que vean el interior. Se recomienda tenerlo en un lugar accesible y ofrecer un entorno tranquilo. Puedes acomodarlo con una alfombra o manta de juego.
Cesto de los Tesoros - Aúpa Organics - Panera dels Tresors
Elementos orgánicos:
He incluido una vaina sapucaja, una vaina canoa y una rodaja de madera, por su tacto rugoso, por el contraste de colores naturales. Y una lima secada, por su textura y olor.
Objetos artesanales de madera o mimbre:
Pelota Pickler. Para mi este es uno de los juguetes básicos para un bebé, ya que con sus agujeros permite que la cojan muy fácilmente, puedes también poner telas dentro y que las extraigan, atarle unas cintas para que jueguen… ¡lo que se te ocurra!
Anillas de madera. En casa nunca faltan las anillas, a los niños les encanta agarrarlas, manipularlas, chuparlas, pero además puedes añadirles unas cintas y ya tienes un juguete perfecto con el que se entretendrá un montón.
Cuchara de miel. Un utensilio que permite golpear otros objetos y que como todo “palo”, les atrae mucho la atención...
Objetos que hacen sonido.
Guirnalda pequeña y Sonajero anillas de madera. Estos son de los primeros juguetes que tuvimos, no tienes por qué esperar al cesto, ya que son sencillo de agarrar y se los pueden llevar a la boca con facilidad.
Sonajero de Canela natural. ¡Este sonajero es quizá mi imprescindible! Tiene un diseño precioso, pero es que el sonido que hace es hipnotizador, a la vez que desprende un olor muy agradable.
Piña Thika. Un fruto natural que al agitarlo su hueso interior hace de maraca.
Pulsera de Bolas. Este fue uno de los primeros juguetes de mi primer hijo, ¡les encanta! Pueden chupar las bolas, moverlas o hacerlas sonar.
Elementos fríos:
Concha de Vieira y Piedra de Ágata. Las piedras, translúcidas, además de ser de una belleza extraordinaria permiten al niño conocer una textura lisa y fría o jugar con la luz.
Elementos que ruedan:
Barril de madera, Huevera y Carrete Pequeño, ideales para que el niño los haga rodar, los apilen o los choquen uno con otro. Estos elementos puede que se alejen rodando, lo que les obligará a moverse si quieren recuperarlos.
Elementos para hacer masajes:
Cepillo de uñas y Cepillo de madera con pelo natural, para masajear la piel y estimular el tacto ofreciendo una textura distinta.

cesto de los tesoros - panera dels tresors

Ideas para completar y “vivir” tu cesto.


El cesto puede completarse con objetos cotidianos que tengáis en casa, ya sea una cuchara, unas llaves, cualquier cosa es buena para que el niño descubra distintas cualidades, texturas, temperaturas... También podéis aprovechar algunos elementos que encontréis en la naturaleza, como una piña recogida en el bosque o una concha en la playa donde fuisteis a pasar las vacaciones.

"De ahí su nombre, un cesto que va recopilando los distintos tesoros que os vais encontrando por el camino y vuestro día a día."

Otros ejemplos cotidianos:
Elementos Orgánicos: castañas y nueces grandes, esponja natural, tapones de corcho, limones, piedras.
Objetos naturales: cepillo de dientes, pincel, brocha de afeitar, brocha de maquillaje, pinzas de tender.
Sonoros: sonajeros, tambor, llaves, cubiletes, armónica, bocina de bicicleta, juego de cascabeles, triángulo, llavero, campanas, flauta de caña.
Ropa y tejido: monedero de piel, pelota de lana, muñeca de trapo, oso de peluche, bolsitas de olor, cintas, cremalleras, funda de gafas, pelota de tenis, bolsita con cremallera, telas, tela con cintas, aros con cintas, cordeles.
Utensilios de cocina: batidor de huevos, abridor, molde de pastel, exprimidor, embudo, flanera, cepillo limpia biberones, colador de té, bote de infusiones, cuchara de madera, cuchara de miel, cuchara de metal.
Mi recomendación es ir cambiando los objetos, manteniendo alguno de los antiguos para que los tenga como referente. Como con todos los juguetes, se tienen que ir revisando los elementos del cesto, mirar que no estén rotos o en mal estado. Se recomienda empezar a los seis meses, no obstante, hay elementos que se pueden introducir antes como objeto ya de exploración y manipulación, como por ejemplo los aros o sonajeros.
Otra cosa que me gusta del cesto, es que va creciendo a medida que el niño también lo hace, en función de sus capacidades e intereses pondrás unos elementos u otros. Este tipo de actividad acerca al niño al mundo cotidiano y le aporta conocimientos básicos, seguridad en sí mismo y habilidades importantes para sus siguientes etapas evolutivas.

¡Esperamos que disfrutéis de vuestra experiencia!

Enviar una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No se mostrará)
  Sitio web: (Url del sitio con http://)
* Comentario:
Escribe el código: